Mecánica > Compresor de aire acondicionado

Compresor de aire acondicionado

compresor de aire acondicionado

El compresor del aire acondicionado es el componente principal del sistema de climatización del coche. Adquiere en ocasiones la denominación de bomba de calor, y es el encargado de la redistribución del calor dentro de todo el sistema.

Un adecuado funcionamiento del aire acondicionado permite regular la temperatura a conveniencia; manteniendo un clima agradable y un ambiente libre de partículas; aunque en el exterior haga frío o calor.

¿Qué es?

Se trata de un dispositivo que se encarga de comprimir el gas refrigerante y posteriormente generar su descompresión con la finalidad de disminuir la energía calórica. En el proceso intervienen además, otros componentes como el evaporador y el condensador.

Las bajas temperaturas son enviadas al interior del coche a través de un sistema provisto de un ventilador. A diferencia de otros aparatos de control de temperatura, como los refrigeradores que utilizan tuberías metálicas; éstos emplean circuitos de goma para mitigar las vibraciones.

Si el compresor del aire acondicionado no funciona correctamente, será imposible el control de temperatura, ya que el refrigerante no podrá comprimirse y por ende, no se enfriará.

Función del compresor de aire acondicionado.

Un coche podrá perfectamente funcionar sin necesidad de contar con un sistema de aire acondicionado; y por lo tanto sin un compresor. Hasta hace poco, este sistema estaba reservado para coches de alta gama, situación que ha cambiado en la actualidad.

Aunque no tienen incidencia sobre el funcionamiento del motor, éste último si juega un papel importante en el funcionamiento del compresor de aire acondicionado. El movimiento del motor acciona el compresor a través de una correa dentada.

Con la energía provista, el compresor inicia su proceso sobre el líquido refrigerante; este proceso lo convierte en gas para ser bombeado hacia el condensador y luego hacia la válvula de expansión.

Se hace el recorrido por las tuberías de climatización para regresar al evaporador y reiteradamente estar a disposición del compresor. La correcta lubricación en el sistema será necesaria y fundamental.

Partes del compresor

En términos generales, el sistema de compresión estará conformado por piezas muy específicas y de suma importancia en cada paso del proceso; entre las cuales figuran:

  • Ejes y placas oscilantes
  • Válvula
  • Pistones
  • Cojinetes de empuje
  • Anillos
  • Juntas tóricas y sellos

Y además estará el refrigerante; aunque no se considera una parte en sí misma, es el encargado del proceso de enfriamiento.

Tipos de compresores de aire acondicionado

Tomando en consideración la forma en la cual se acciona el mecanismo de compresión, podemos encontrar los siguientes tipos de compresores de aire acondicionado:

  • Compresor rotativo de espiral: un rotor en forma de espiral es el responsable de la compresión. Es un sistema que aprovecha eficientemente la energía generada por cada movimiento.
  • Compresor rotativo de tornillo: un conjunto de rotores de giro alterno conforman el mecanismo, el cual desplaza el gas desde un extremo del engranaje hasta el otro.
  • Compresor rotativo de pistón rodante: este sistema consta de tres ejes, dos de los cuales son concéntricos. Emplea el intercambio de presión para ocupar el espacio entre el rotor y el estator, y accionar la válvula que pone en circulación al refrigerante.
  • Compresor de fuerza centrífuga: emplea la velocidad de desplazamiento del refrigerante para generar el movimiento centrífugo y el consiguiente aumento de presión que activará el sistema.

Averías comunes en el compresor de aire acondicionado

Debido a la cantidad de procesos que involucran al compresor en el proceso de climatización del coche, existe una alta probabilidad de fallos. Algunas de ellas se encuentran relacionadas con las diferentes partes del compresor y otras con un inadecuado mantenimiento.

  • Fuga de refrigerante: la causa de avería más común es la insuficiencia de refrigerante dentro del sistema; esto generalmente asociado a una fuga por rotura en algún punto del sistema, o bien por un largo período de desuso que provoque la filtración a través del circuito de refrigeración.
  • Daños en la correa del rotor: es un fallo frecuente, considerando el constante uso y las condiciones de temperatura a la cual puede estar expuesta la correa.
  • Rigidez de las válvulas: estos elementos requieren movilidad constante para controlar el flujo de refrigerante desde y hacia el compresor. Una avería mecánica de las mismas inutilizaría por completo la funcionalidad del compresor de aire acondicionado.
  • Fallos del suministro de corriente: este fallo puede estar relacionada a la ruptura o desconexión del cableado de alimentación que brindan corriente; lo cual imposibilita su accionar.

Precio estimado de sustitución del compresor de aire acondicionado

El compresor de aire acondicionado, como principal responsable de la operatividad del sistema de climatización del coche; requerirá la atención especializada de un experto. Más que por las complicaciones de la labor, por un tema de seguridad.

Los diferentes fluidos del sistema pueden ser corrosivos y causar graves afecciones a la salud, sobre todo en contacto directo con mucosas y piel. Por este motivo es recomendable confiar a un mecánico experto la realización de este trabajo.

La sustitución del compresor, dependiendo del modelo y tipo de coche, puede alcanzar fácilmente los 700 euros; sin incluir los costos de reposición del gas refrigerante, que significarían cerca de 60 euros adicionales. Además de la mano de obra.

La principal recomendación es la planificación de revisiones periódicas, para garantizar el buen funcionamiento y los niveles adecuados de refrigerante. Esta revisión del compresor de aire acondicionado, sin reparaciones o reposición de gas, estaría por el orden de los 50 euros.