Tallerity > Blog de mecánica > La culata

La culata

culata del motor

La culata del motor de un coche es uno da de las estructuras más importantes para que el vehículo funcione correctamente. 

¿Qué es la culata?

El motor está compuesto por varias partes; la culata está ubicada encima del motor, es muy sencilla de encontrar, pero también muy compleja de reparar. Una de sus funciones es servir de escape y alojamiento a la cámara de combustión. También está encargada de la combustión mediante las válvulas del coche. 

¿De qué material está hecha la culata?

Es muy común encontrarse con culatas fabricadas de hierro, ya que este material es mucho más duradero y resistente. Pero algo que hay que tener en cuenta, es que el hierro es un material bastante pesado, lo que hace que la capacidad de disipar el calor disminuya. 

Otro material con el que se fabrican las culatas es el aluminio, aunque no es muy usado ya que es significativamente más costoso. Los vehículos que usan este material son sobre todos coches del segmento de lujo o gran lujo. 

Cómo desmontar la culata

Si quieres realizar este procedimiento y no cometer ninguna equivocación, lo mejor es que prestes atención. Este proceso puede ser largo y complicado si no se hace como es debido.

Lo primero que debes hacer es retirar los colectores que se encargan de la entrada y salida. Luego, tendrás que sacar la pieza que se encarga de empujar la válvula, conocida como balancín. Normalmente son dos y, al retirarlos debes tener cuidado en que no se separen demasiado. 

Después encontrarás las varillas encargadas del empuje, debes retirarlas y ponerlas cerca de sus módulos individuales. Después de aflojar los tornillos y retirar la culata, simplemente tendrás que girar para un lado el cabezal y poner las válvulas en su lugar. Es un procedimiento un poco complejo, por lo que lo mejor es que sea un mecánico experto quien realice este proceso. 

Averías en la culata del motor

Lo mejor que puedes hacer es realizar una inspección de forma regular a tu motor. Si haces esto continuamente, podrás notar con mayor facilidad que esté se va agrietando con el uso. Hay varios síntomas que se presentan cuando hay una avería en la culata

Fuga de aceite en el coche

Todas las culatas de los vehículos contienen una buena cantidad de aceite. Normalmente este tipo de fuga pasa cuando se tiene una cabeza rota lo que hace que se derrame mucho más fácil el aceite. 

Si esto pasa, en el tablero de tu coche se encenderá el testigo de aceite. Lo mejor es que si notas que esta luz se encendió mientras estabas conduciendo, abras la el capó y compruebes minuciosamente si hay aceite dentro o cerca de la culata. 

  • Fuga en los refrigerantes. Esto puede pasar cuando pasa mucho tiempo sin hacer una revisión en la culata del coche, se forman grietas demasiado grandes. Al formarse estas grietas, se producirá una fuga en los refrigerantes. Como resultado de esta avería, el motor del coche se recalentará muy rápido. Para evitar tal problema, debes revisar constantemente la cantidad de refrigerante en el vehículo.
  • Bajo rendimiento en el motor. Uno de los primeros síntomas que se presentan en las averías de la culata, es un motor más débil. Como notarás las grietas en la culata son fatales, es por eso que en este fallo también intervienen de forma negativa.
  • Si hay grietas en la culata, el aire saldrá menos comprimido de la cámara encargada de la combustión. Como resultado de esto, el motor comenzará a funcionar de una forma mucho más lenta 
  • Expulsión de mucho humo. No es algo que pase con mucha frecuencia. Si tu coche emite grandes cantidades de humo, es porque las grietas en la culata permiten que salgan gases que se convierten en humo en el motor. Lamentablemente en este caso la única solución es cambiar la culata.

 

Ver también:

Junta de culata
Sistema de transmisión
Correa de servicio